El que espera, de Andrés Neuman

Se lee en 2 minutos

portada-el_que_espera“El que espera” en esta edición de 2015 es una reedición de una de las primeras obras de Andrés Neuman. La publicación sirve para celebrar a la vez el 15º aniversario de la primera incursión del autor en la narrativa breve y del nacimiento de la editorial Páginas de Espuma. Para la ocasión, Andrés Neuman ha modificado algún texto, también ha eliminado alguno y ha incluido relatos nuevos.

He de aclarar que esta información no ha influido en mi lectura ya que no conocía la edición original. Además, puesto que tampoco había leído nada de Andrés Neuman, tampoco puedo identificar si estos textos revisados tienen más conexión con sus primeras obras o con otras etapas de su carrera como escritor. ¿Es todo esto relevante? Seguramente no: el autor concibe sus textos como algo vivo y siempre cambiante, ya que para él la reescritura es parte activa de la escritura. Para leer más acerca de esta idea, recomiendo leer mi artículo sobre la charla de Andrés Neuman en el ciclo La obra en obras. Pincha aquí para acceder.

Mi acercamiento a este libro ha sido, por tanto, una lectura “a ciegas” con expectativas muy altas y el resultado no puede ser más satisfactorio: una lectura fascinante. Ningún texto me ha dejado indiferente, ya que todos y cada uno de ellos tienen algún rasgo sorprendente, ya sea por su forma o por su contenido. Aunque podemos encontrar algunos elementos comunes (el sentido tragicómico, la ironía, la idea de alguien que espera, etc.) me ha sorprendido mucho la variedad y el contraste, de forma que la lectura nunca se hace monótona. Es un rasgo a tener en cuenta considerando que se trata de un total de treinta relatos.

Los cuentos incluidos en “El que espera” se pueden enmarcar en lo que llamamos “relato breve”. Lo escribo a sabiendas de lo que piensa Andrés Neuman sobre el empeño en clasificar clasificar los textos literarios: una tarea normalmente estéril, salvo por intereses editoriales o comerciales (ver el artículo antes mencionado). Teniendo en cuenta esto (o a pesar de ello) “El que espera” se divide en dos bloques: “Miniaturas” y “Brevedades”.

Los primeros textos (miniaturas) son muy breves y suponen un impacto rápido en el lector, una instantánea que te dejará pensando más tiempo del que has tardado en leerlos. Eso indica cuánto hay detrás de cada uno, en los que a veces es más importante lo que no se cuenta que lo que aparece escrito. Il maestro, La mujer tigre, El desfile podrían figurar entre los que más me han gustado, pero no es fácil elegir.

Por otro lado, los textos del segundo bloque (brevedades) son un poco más extensos y requieren, quizá, una lectura más pausada y reflexiva sin perder el impacto y la impresión intensa que provocan los primeros. De estos podría quedarme con Tornasol, Los glúteos de Afrodita…

Pero que cada lector elija, si es que elegir, tiene sentido, porque quizá sea un acto tan poco fructífero como poner etiquetas.

____________

Gracias por leer hasta aquí. Si te ha gustado esta reseña, compártela y recomiéndala.

Si quieres recibir las novedades de Libros en vena, suscríbete a la lista de correo.

Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

Soy escritora de fantasía y ciencia ficción. Mi primera novela, El Templo de los Inocentes, está disponible en formato digital en Amazon. Creé este blog porque la lectura y la escritura se deben compartir. Bienvenido/a. Participa. Comparte. Sugiere. Disfruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.