Cómo escribir una buena ucronía

Una ucronía es una reconstrucción lógica, aplicada a la historia, dando por supuestos acontecimientos no sucedidos, pero que habrían podido suceder. Así dice el diccionario de la R.A.E.

En historia la ucronía aparece en los estudios de historia contrafactual, tendencia historiográfica no muy bien valorada, que puede servir para conocer mejor lo que sí sucedió. En literatura, que es lo que aquí nos interesa, la ucronía es un género enmarcado dentro de la ciencia ficción.

Existen tres reglas de oro que un escritor no debe olvidar cuando quiere escribir una ucronía.

1) Debemos partir de hechos reales, contrastados y probados. Para que nuestro relato funcione, no podemos inventarnos un hecho histórico sino que debemos utilizar un hecho real, importante y complejo. Que sea real, le dará solidez a nuestro relato. Que sea importante dará credibilidad a la idea de que si hubiera sucedido de otra forma, la historia hubiera cambiado. Y que sea complejo implica que necesitó tantos factores para tener lugar, que tal vez podría haber sucedido de otra forma.

ucronia-tiempos_de_arroz_y_sal

En esta novela de Kim Stanley Robinson se parte del hecho de que la Peste Negra mató a casi toda la población de Europa.

Un ejemplo, explicado a grandes rasgos: ¿qué hubiera ocurrido si en 1212, Alfonso VIII de Castilla no hubiera conseguido el apoyo de los otros reyes cristianos? Hubiera sido una posibilidad, considerando que durante la Edad Media las tensiones y rivalidad entre los reyes cristianos eran habituales, y que hubo numerosos acuerdos entre cristianos y musulmanes. Esto hubiera provocado que las tropas cristianas hubieran sido inferiores a las almohades (reforzado por el hecho real de que hubo muchas deserciones entre los cristianos). Los Almohades podrían haber vencido en Navas de Tolosa y quizá haber reconquistado toda la Península Ibérica. A partir de ahí la historia, no sólo de España, sino de gran parte de Europa podría haber cambiado.

Ese hecho histórico que decidimos cambiar, se denomina punto Jonbar (en honor a un personaje de un relato de Jack Williamson). En nuestro ejemplo, el punto Jonbar sería la victoria musulmana en la batalla de las Navas de Tolosa. Debemos analizar con atención si ese punto Jonbar es influyente, es decir, si ese cambio de haberse producido, hubiera modificado por completo el curso de la historia. Si no es así, nuestro relato no funcionará.

Para cerrar este bloque debo aclarar que nuestro relato no tiene por qué ambientarse en la época en la que tiene lugar el punto Jonbar, sino que podemos ambientarlo en cualquier momento posterior en el que la historia y la sociedad son diferentes a las reales, debido precisamente a ese cambio.

2) Personajes verosímiles. Esto, que es una obviedad para cualquier texto narrativo, adquiere mucha relevancia en la novela histórica cuando incluimos personajes reales. Una buena ucronía debe estar enriquecida con personajes históricos que deben ser como fueron en realidad, y comportarse tal y como lo hacían. En este sentido, deben seguir las mismas reglas que en la novela histórica y por supuesto van a convivir con los personajes de ficción que nosotros creamos para nuestro relato.

portada-historias_del_crazy_bar

En Historias del Crazy Bar, el relato titulado El enemigo en casa está ambientado en una Segunda República Española más allá del año 36

3) Honradez y coherencia. Aunque nuestro punto Jonbar modifique la historia, los hechos posteriores que narramos deben ser coherentes con el tiempo y el lugar en el que suceden. Por ejemplo, en un relato en el que los republicanos hubieran ganado la Guerra Civil Española, ¿disfrutarían las mujeres en los años 40 de total libertad e igualdad? ¿Estarían bien vistas las relaciones entre personas del mismo sexo? La respuesta evidentemente es no. Todos entendemos que ante ese desenlace de los acontecimientos las sociedad hubiera sido distinta en esa década, pero no podemos inventarnos un tiempo y un espacio ilógicos.

En definitiva, para escribir una buena ucronía debemos seguir las mismas reglas que para escribir una buena novela histórica, sin embargo tenemos la posibilidad de cambiar la historia. ¡Ventajas de ser escritor!

*Agradezco las enseñanzas de Mª Concepción Regueiro en la sesión especial del taller Fantástikas (dirigido por Lola Robles) celebrada el 29 de octubre de 2014. Sin ellas, no hubiera podido escribir este artículo. Puedes seguirles la pista en http://escritorasfantastikas.blogspot.com.es/

*Recomiendo la lectura del artículo de Jose Antonio del Valle sobre Puntos Jonbar http://librodenotas.com/losanalesperdidos/10363/puntos-jonbar

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *