Té con el dragón negro, de R. A. Macavoy

Se lee en 2 minutos

portada-te_con_el_dragon_negroR. A. Macavoy signfica Roberta Ann Macavoy, así que estamos ante una autora de fantasía y ciencia ficción que ha sido galardonada con premios de gran prestigio. Comienzo la reseña indicando esto ya que en la entrada que dediqué a las “Grandes damas de la ciencia ficción” se habló de cómo muchas mujeres que escriben este género firman de manera que no se sepa si son autoras o autores.

Para mí no era un nombre conocido y esta novela ha caído en mis manos por pura casualidad. Al investigar un poco (bueno, confieso que mi investigación se ha reducido a consultar Wikipedia) descubro que ganó los premios John W. Campbell a mejor autor novel y el premio Locus a mejor primera novela. Y no sólo eso: estuvo nominada a los premios Hugo y Nebula. Estamos hablando de los años 1983 y 1984. No me ha parecido una novela espectacular pero sin duda, ese palmarés habla por sí solo y, ¿quién soy yo para contradecir a los jurados de los premios más prestigiosos de fantasía y ciencia ficción?

Aunque no sea para poner en un pedestal, la novela me ha gustado y entiendo que uno de los temas que trata, ciberdelincuencia, localizado en la zona de Palo Alto, donde se encuentra Silicon Valley, debió de ser novedoso en su momento y sorprendió a los lectores interesados en la ciencia ficción.

Hay además, un elemento fantástico, que no voy a desvelar, aunque sea algo que intuimos desde el principio con uno de los personajes, que hace que Té con el dragón negro presente una mezcla de géneros: fantasía, ciencia ficción, y policial (tenemos crímenes, robos, secuestros así como una investigación/persecución contrarreloj).

Hay tres personajes principales: Marta McNamara, una violinista que ha cruzado todo Estados Unidos para reunirse con su hija, quien le ha pedido ayuda en una carta; la hija, llamada Liz, que es ingeniera informática; y Mayland Long, un hombre asiático que conoce a Marta al poco de llegar ésta a San Francisco y que se presenta rodeado de un halo de misterio que se irá desentrañando con la trama.

El desarrollo de los personajes es interesante, sobre todo en el caso de Mayland Long, que empieza pareciendo un anciano rico y extravagante, pero que nos irá revelando muchas sorpresas. En Marta y Liz también hay rasgos curiosos, tanto a nivel individual como en su difícil relación madre-hija.

La trama se sigue muy bien, despierta interés y al ser una novela bastante breve, resulta una lectura entretenida para cuando queremos leer algo ligero. El aspecto policial creo que está bien resuelto, no así el aspecto fantástico, ya que pretende ser el mayor golpe de efecto de la novela, pero para mi gusto está situado demasiado al final. Es una información que ya hemos adivinado antes y que por tanto, no aporta nada interesante. Ni siquiera el efecto sorpresa que parece haber buscado la autora.

En resumen, es una novela que me ha gustado leer, pero sospecho que olvidaré fácilmente.

_______________

Gracias por leer hasta aquí. Si te ha gustado esta reseña, compártela y recomiéndala.

Si quieres recibir las novedades de Libros en vena, suscríbete a la lista de correo.

Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

Soy escritora de fantasía y ciencia ficción. Mi primera novela, El Templo de los Inocentes, está disponible en formato digital en Amazon. Creé este blog porque la lectura y la escritura se deben compartir. Bienvenido/a. Participa. Comparte. Sugiere. Disfruta.

Un comentario

  1. No soy mucho de fantasía o ciencia ficción, por lo que creo que no es para mí. Y me alegro, porque no es que te haya entusiasmado mucho la lectura.

    bsos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.