Trucos para vencer el “bloqueo del párrafo siguiente”

lecciones03El bloqueo del escritor a veces no es sólo un tema, sino El Tema. Todos los días en alguna parte del mundo, un bloguero escribe un artículo sobre este tema (¡creo que para esto no existe bloqueo!) pero en su mayoría parecen centrarse en la cuestión de la “página en blanco”.

Yo no suelo tener ese problema ya que, si me siento delante del ordenador a escribir, es porque ya tengo alguna idea. En general, no me cuesta mucho empezar un texto pero mi caballo de batalla es el bloqueo en medio de una historia. Puede que lleve 200 palabras o 2000 y, a veces, llega un punto en el que no hay forma de avanzar porque no encuentro sentido a lo que estoy escribiendo. Por eso lo llamo el “bloqueo del párrafo siguiente”.

Estos son algunos recursos que utilizo y que espero que te ayuden.

1) Escribe todas las posibilidades de continuación por muy absurdas que parezcan

Como he dicho, un problema habitual es no encontrarle sentido a la historia (tal vez no lo tenga y, cuando eso queda claro después de un tiempo, es mejor tirarla a la basura).  Si haces una lista con todas las posibles continuaciones, seguro que alguna de ellas encaja. Entonces encontrarás sentido a lo que ya tienes escrito y con ese “clic” querrás seguir adelante.

¡Enhorabuena!

2) Ponte a pasar la aspiradora para que tus ideas fluyan

Puede ser esta o cualquier otra actividad no intelectual que te resulte fácil a la vez que aburrida. Notarás cómo entonces tu mente vuelve una y otra vez al texto y vendrán esas posibilidades que he apuntado en el apartado 1. Es momento de que pares y las apuntes. Otra opción es grabar tu voz en una nota de audio con el móvil (hablaré en un futuro artículo de un par de aplicaciones que tienen esta opción y a las que un escritor puede sacar mucho partido).

Nota: apaga la aspiradora para no grabar una tormenta de ruido en lugar de tu voz :p

3) Pide consejo a un lector cero de confianza (y consigue que esta vez sea muy subjetivo)

Cuéntale lo que has escrito y pregúntale cómo continuaría la historia. Puede darte ideas que serán absurdas (y de nuevo volvemos al apartado 1) pero alguna puede ser el empujón que necesitas. Lo de ser subjetivo es porque un lector cero, por definición, ha de ser imparcial y crítico con tus textos. Sin embargo, en una ocasión como esta, lo que necesitas es que alguien te dore la píldora, te diga lo genial que eres y te convenza de que el mundo no podrá vivir sin tu relato por lo que tienes que terminarlo a costa de lo que sea.

Recuerda: si es un buen lector cero ya te bajará los humos cuando llegue el momento (no le odies por eso), pero ahora el subidón de autoestima te habrá servido.

4) Escribe siempre con una estructura previa

Antes de sentarte a escribir debes tener muy claro el esquema de tu texto: inicio, nudo y desenlace; personajes, situaciones y giros; tiempo y persona que usarás en la narración, etc. Para que el bloqueo no te sorprenda, cíñete a dicho esquema pase lo que pase. Si ves que algo flaquea, no te detengas ya que podrás cambiarlo cuando hayas acabado y empieces la fase de corrección.

Nota de sinceridad: éste no es un recurso que yo utilice con frecuencia (soy demasiado anárquica) pero lo considero un sistema tan lógico que he querido incluirlo.

5) Lee artículos sobre cómo vencer el bloqueo del escritor

Como he dicho, hay muchos y en ocasiones a mí me han dado buenas ideas. Comparto algunos enlaces que me han resultado de ayuda:

En la web Tinta al Sol.

En la web Pluma en acción.

En la web Oficio de escritor.

Petición: si conoces algún buen artículo sobre el tema, tus comentarios serán bienvenidos para mejorar este post.

_______________

Si te ha gustado este artículo, me encantaría que lo compartieras.  

*Imagen tomada de freepik.es

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *