Supersonic, nº 1

portada-supersonic_01Hoy os traigo algo novedoso, pues hasta ahora nunca había incluido en mis reseñas la de una revista. Se trata de la recién estrenada revista de ciencia ficción Supersonic. No soy muy dada a leer este formato pero reconozco que las revistas literarias siempre han sido esenciales en la ciencia ficción y el anuncio de su lanzamiento, que circuló en redes sociales, llamó mi atención lo suficiente para descargármela. Está disponible en la plataforma Lektu por 2,99€ a la que puedes acceder pinchando aquí.

El número 1 de Supersonic puede presumir de contenido muy variado ya que agrupa reseñas, artículos, entrevistas y lo que a mí más me interesa: relatos. He de decir que me ha desconcertado un poco el hecho de que algunos contenidos estén sólo en español (la mayoría), otros sólo en inglés y otros aparezcan en ambos idiomas. No he podido deducir cuál ha sido el criterio en este sentido y tal vez en eso Supersonic peca de cierta incoherencia. El genial relato “Black Isle” de Marian Womack, por ejemplo, aparece sólo en inglés. Por suerte, ya lo había leído en español puesto que forma parte de la antología Alucinadas, cuya lectura ya recomendé en esta web.

En cuanto al resto de los relatos, la valoración global es muy positiva y en concreto, dos de ellos me han parecido tan buenos, que su lectura ya vale por sí sola el precio de la revista.

Comenzamos con “Monstruos” de Lavie Thidar, cuyo comienzo no puedo resistirme a reproducir: << Esta historia trata de un monstruo en una nave espacial. La nave se llamaba End Blong Rod. El monstruo era yo. >> Es difícil mantener el nivel en un texto después de un comienzo tan grande, pero en general me ha gustado mucho el tono de naufragio que le da una gran humanidad a la historia.

Después Sofía Rhei nos ofrece “El crujido de la cereza al romperse”, texto cuyo final me dejó un poco fría pero que plantea un tema muy interesante: los libros-droga, con personajes muy trabajados y una muy buena trama. Es el segundo texto que he leído de esta autora. El otro, “Techt” (también incluido en Alucinadas) trata el tema del lenguaje y en ambos casos me ha encantado cómo Sofía Rhei trata la literatura y el idioma desde la perspectiva de la ciencia ficción.

También podemos leer “La gloria de España” de Weldon Penderton. El planteamiento es muy interesante, pues en un futuro cercano asistimos a un macro-concierto donde unas divas folklóricas de nuestro país actúan mientras se aman y odian entre ellas. Es divertido pero creo que sobrepasa el nivel de surrealismo que puedo tolerar. Tiene la gracia de criticar con humor un montón de aspectos de la España más casposa. Sin embargo, se me hizo demasiado largo y al final me acabé aburriendo casi tanto como si me sentara a ver un programa de televisión de ese estilo. Claro que, tal vez eso es lo que el autor ha querido lograr.

Dejo para el final cuatro relatos que, tal como explica Santiago Eximeno iban a formar parte de un proyecto que nunca llegó a realizarse: una antología sobre el tema de los desahucios pero ambientados en Marte. Aquí encontramos “Hutus y Tutsis” de Juanfran Jiménez y “Hambre” de Cristina Jurado, muy interesantes ambos. Por último, los dos relatos que considero las grandes joyas de Supersonic nº1: “Last Exit for the Lost” del propio Eximeno y “Números rojos, planeta rojo” de Ricardo Montesinos.

“Last Exit for the Lost” es muy duro, pues más allá de perder una casa, trata los temas de la familia y la pareja desde una perspectiva realmente cruda. El final es impactante.

“Números rojos, planeta rojo” plantea el tema del endeudamiento de los ciudadanos a un nivel que puede parecer exagerado, pero en el fondo, da miedo porque pensándolo bien no es tan descabellado. Nos deja la pregunta de si podríamos llegar a ese extremo, y con un escalofrío uno tiende a pensar que sí. En cuanto al desahucio no diré nada porque hace que el final del relato nos deje con la boca abierta (prometo que tardé un buen rato en cerrarla y volver a la realidad que, de pronto, no me parecía tan fea).

En definitiva, una gran compilación de textos de ciencia ficción y otros contenidos, que aunque no haya comentado en esta reseña, son esenciales para cualquier aficionado al género.

 

 

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *