Primera sangre, de David Morrell

portada-primera_sangreDe nuevo traigo la reseña de una novela que dio fruto a una película y este es un caso en el que la fama de esta última ha eclipsado por completo al libro. ¿Quién no ha visto o, como mínimo conoce su existencia, la película “Rambo”? ¿Y cuánta gente sabe que dicha película está inspirada en esta novela?

Explicaré un poco más abajo mis razones para escoger esta lectura, pero lo cierto es que pensaba que esta novela no estaba especialmente bien considerada. También creía que habría pasado sin pena ni gloria al cajón de los libros olvidados si no hubiera sido por su adaptación cinematográfica (convertida casi en una saga). Sin embargo, leo en una reseña publicada hace cuatro años en milinviernos.com que <<el escritor canadiense David Morrell (…) publicaba a los 25 años su primera obra “Primera sangre” con la que se consagraría y sería reconocido posteriormente como el “padre de la novela de acción moderna”>> y también que la novela era <<enseñada en colegios y universidades>>. Todo ello me ha sorprendido y quien sabe si en realidad es una buena novela que ha pasado al cajón de los libros infravalorados.

A mí me ha parecido una novela irregular, con momentos excelentes y otros que se me han hecho un poco pesados. Aún así, creo que se pueden resaltar algunos aspectos.

He elegido esta lectura porque quería aprender de una historia que fuera pura acción y ver cómo se resolvía en una novela que no es del todo actual. Lo que he encontrado es que First Blood no es sólo una novela de acción, como es lógico. Si así fuera, estaríamos frente a un texto vacío y superficial. Me atrevería a decir que “Primera sangre” es una novela psicológica y voy a exponer algunos argumentos que lo justifican. En primer lugar, la acción no se ve desde fuera sino que todo se plantea desde el punto de vista de los personajes. En segundo lugar, la historia no se queda sólo en el personaje de John Rambo y es más compleja de lo que pudiera parecer. Está contada desde dos protagonistas: uno es Rambo, excombatiente de Vietnam, y el otro es Teasle, su perseguidor, un veterano de la guerra de Corea que ahora es sheriff del pueblo en el que acaba Rambo. La contraposición entre los dos personajes nos lleva a entender su obstinación. Ambos se comportan como si no hubiera vuelta atrás, como si no tuvieran otra salida que acabar lo que  han empezado y su actitud les conduce hacia la autodestrucción, que considero el tema principal de la novela. (La película, con otro planteamiento, se centra más en la cuestión de la lucha y la supervivencia).  Sólo entrando en la cabeza de los personajes, con sus traumas, vivencias y obsesiones podemos entender cómo llegan a una situación extrema que va sembrando de cadáveres un paisaje idílico.

“Primera sangre” también es una novela de contrastes. Ya he apuntado algunos de ellos (por ejemplo, la presencia de la violencia y la muerte en un paisaje casi poético), pero hay más y, de nuevo, vuelvo a los personajes. Ambos tienen algo en común: son veteranos de guerra. Sin embargo ese hecho (que ambos conocen desde el principio de la trama) no sirve para acercarles. Por el contrario, hay un salto generacional que les sitúa en posiciones opuestas e irreconciliables. El propio John Rambo también está lleno de contradicciones: se ha prometido no volver a matar (como si el peso de su conciencia se hubiera impuesto tras volver de la guerra) pero lo hace. Lo hace muchas veces y lo hace sin demasiados remordimientos. No se plantea si está bien o mal, sino que mata porque es lo que tiene que hacer, y no le da más vueltas.

Otro aspecto importante de la novela es que trata el tema del excombatiente retornado y se publicó antes de que finalizara la guerra de Vietnam. Creo que eso la convierte en una novela valiente y le da un valor histórico y contextual que no se puede dejar de lado. De forma velada, podemos ver su crítica social al exponer cuál puede ser el futuro de esos soldados que han sido entrenados para matar y morir por su país y que, al sobrevivir a la guerra, no son tratados como héroes ni mucho menos. Es más: no reciben nada a cambio más allá de una condecoración que pueden guardar en una caja.

Quien lea “Primera sangre”, debe saber que no va a leer “Rambo”. Hay elementos comunes: acción (de hecho, más que en la película) y un personaje que es todo un icono. Sin embargo la historia evoluciona de forma distinta, el final también es muy diferente y, como he intentado apuntar en esta reseña, la novela encierra otros matices.

_______________

Si te ha gustado esta reseña, me encantaría que la compartieras. Si puedes aportar alguna idea que ayude a mejorarla, te agradeceré que dejes un comentario.  icon-smile-o

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

4 Comentarios

  1. Desconocía por completo que Rambo estuviese basada en una novela. Siempre me sorprende algún título de estos cuando ando indagando sobre películas basadas en libros. Lo curioso es que esté además esté tan valorado o algo menos lo fuera en su momento. Creo que en España quizás no debió pegar tanto porque no tenemos ese trasfondo.

    • Sí, creo que es una novela muy de su momento y lugar. Tal vez por eso no caló en España. La película ya triunfa en otro contexto. ¡Gracias por tu comentario, Elwen!

    • Gracias por tu comentario. Por lo que sé, en España no es una novela muy conocida y me encanta que haya gente interesada en ella 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *