Planeta de exilio, de Ursula K. Le Guin

planeta_de_exilio-portadaEsta novela llegó a mis manos cuando era sólo una adolescente y fue una de las primeras novelas de ciencia ficción que leí. Me impresionó enormemente y durante muchos años he guardado un buen recuerdo de ella. He decidido releerla corriendo el riesgo de destruir ese recuerdo y encontrarme con un texto que decepcionase a le lectora experimentada que soy ahora. Pues he de decir con gran satisfacción que no ha sido así: pienso, igual que hace años, que Planeta de Exilio es una novela excelente.

La historia transcurre en un planeta en el que conviven una raza de nativos (los hilfos) y una raza de extranjeros (los lejosnatos) que llegaron desde otro planeta unos ochocientos años atrás. A partir de ese escenario, la autora crea una historia en la que colonización y choque entre culturas son los temas esenciales. Los colonizadores aquí no juegan el papel al que nos tiene acostumbrados nuestra historia en la Tierra, aunque tanto el rechazo al otro como la solidaridad se entremezclan en su convivencia. Es una novela épica en la que conoceremos a las dos culturas a través de sus ciudades, su lenguaje, sus costumbres, su tecnología y sus poderes psíquicos. También habrá amor y habrá guerra cuando un tercer elemento conquistador se avecine sobre ellos para tratar de aniquilarlos.

A día de hoy es impensable a nivel editorial una historia semejante que no tenga menos de cuatrocientas o quinientas páginas, por eso la forma de novela corta que la autora eligió en 1966 me fascina: 155 páginas (en la edición que he leído). A pesar de esa brevedad no le falta de nada, pues los personajes protagonistas adquieren la profundidad suficiente para que conozcamos sus temores, sus deseos, sus decisiones complejas y sus sentimientos.

No puedo ponerle al texto ni una sola objeción porque el estilo y el ritmo de la narración son impecables. A nivel lingüístico la solidez de las dos culturas se incrementa con palabras y expresiones muy cuidadas y la tensión narrativa combina a la perfección los momentos más reflexivos con las escenas de acción y de batalla.

Es una escritora cuyo reconocimiento debería sobrepasar el mundo de la fantasía y la ciencia ficción, géneros, que aunque a muchos nos duela, se siguen considerando marginales en ciertos espacios culturales. Gracias, Ursula por dedicarte, sobre todo, a ellos.

Para terminar, una curiosidad: nunca he leído nada al respecto pero estoy segura de que el señor George R. R. Martin conoce este libro. ¿Estaciones que duran varias generaciones y el invierno que se nos viene encima trayendo la destrucción desde el Norte? Está claro que Ursula K. Le Guin ha dejado muchas huellas y algunas están incluso en los Siete Reinos.

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

4 Comentarios

  1. De mis favoritas de Ursula K también están “El nombre del mundo es Bosque” y “Planos paralelos”, Este último me recuerda un poco por su estructura a “las ciudades invisibles” de Ítalo Calvino 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *