Mi alma por mi rey, de Virginia Pérez de la Puente

mi_alma_por_mi_rey-portadaAntes de comenzar la reseña propiamente dicha, me gustaría explicar cómo llegué a este libro. El pasado mes de septiembre, leí el artículo de Javier Pellicer “Si los libros fueran más baratos, no se piratearían. FALSO”. En él se explicaba cómo la autora, que contaba ya con dos éxitos en editoriales importantes, había decidido autopublicar “Mi alma por mi rey” en formato digital. A pesar de su bajo precio (1’11€), a los pocos días de su lanzamiento, empezaron a aparecer en internet numerosos enlaces para descargarse el libro gratis (pirateado, por supuesto). El artículo me impresionó puesto que considero una falta de respeto querer leer a un autor que te ofrece su obra tan barata, y no ser capaz de pagar una cantidad irrisoria. Por ese motivo, y para solidarizarme con la autora, decidí comprar el libro para leerlo y reseñarlo. Una vez sabido esto, y como me gusta mantener la mente limpia de cualquier información previa, he leído el libro sin querer saber nada más sobre ella ni sobre sus anteriores novelas.

Lo que he encontrado es una historia ambientada en un mundo medieval imaginario (Novana), con algunos toques fantásticos, puesto que hay algunos personajes que tienen ciertos poderes mentales como el de hablar con los árboles o el de controlar por completo la voluntad de otras personas. Pero estos detalles son marginales en la trama pues lo que predomina es la lucha entre el rey Tearate y su rival, Linat, que intenta arrebatarle el trono. Se produce a partir de ahí un juego de (des)lealtades y el asalto armado a la ciudad de Lanhav, hecho que ocupa la mayor parte de la narración.

Lo mejor del texto es sin duda la intensidad de las emociones descritas en los personajes así como la intensidad de las escenas violentas, detalladas con una crudeza que rememora lo gráficas que son las escenas de batalla de la Ilíada (salvando, por supuesto, las distancias). Virgina no se autocensura ni dulcifica nada, para mostrarnos un mundo descarnado que aunque trata de disfrazarse de civilizado, está dominado por la guerra y en el que los hombres con poder deciden sobre los demás (y no me refiero sólo al poder político sino al poder que da la superioridad física).

En cuanto a los aspectos que me han resultado más criticables, quisiera resaltar dos, aunque he de matizarlos.

El primero es que página tras página, es inevitable observar que Virginia Pérez de la Puente bebe de las fuentes de George R.R. Martin de una forma muy directa. Su novela es literalmente un juego de tronos, en la que ciertos detalles fantásticos contribuyen a dar personalidad al mundo que ella ha creado (aunque incluso la magia de los árboles está inspirada en los “arcianos” del escritor norteamericano). Matiz: al terminar el libro, sí que he ojeado la página web de la autora, en la que he encontrado una mención Martin como fuente de inspiración así que pienso: “¡Bien por Virginia!”. Todos somos discípulos de alguien, y en el género fantástico los maestros son los maestros: Tolkien, Lovecraft o el propio Martin. Ante esto he de decir que Virginia Pérez de la Puente es una discípula aventajada.

El segundo aspecto criticable es que el principio del libro me ha resultado confuso, y me ha costado mucho entender quién era quién y en qué bando estaba cada personaje, o inclusive en qué lugar. Esto ha hecho que durante los primeros capítulos me costara engancharme a la lectura, hasta el punto de que si he seguido ha sido porque me había comprometido conmigo misma a reseñar el libro. Una suerte, porque una vez que la historia se ha puesto en marcha para mí, no he podido dejar de leer y he disfrutado al máximo. Matiz: cuando he investigado un poco más sobre su obra, he descubierto que “Mi alma por mi rey” es una precuela de una larga saga, que ya cuenta con dos volúmenes publicados, así que tanto lo que se da por sabido como algún secreto que queda sin desvelar al final, se deben a eso. De hecho, la autora recomienda no leer las precuelas si no se ha leído antes lo demás.

Como lectora desinformada (insisto en que muchas veces lo hago a propósito) puedo encontrar esta serie de desventajas. Pero hay ventajas a las que no quiero renunciar: descubrir, sorprenderme, leer sin prejuicios… Y he de decir que entre mis últimas lecturas de género fantástico, “Mi alma por mi rey” me ha sorprendido gratamente y se ha situado entre mis favoritas.

La saga es muy ambiciosa y la historia que se está fraguando en la mente de la autora es muy grande. No sé si podré dedicarle tiempo a la saga completa, puesto que son muchas las lecturas pendientes y los compromisos que me van surgiendo, pero sin duda, la recomiendo a cualquier amante de la fantasía épica.

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *