Luna: apogeo, de Rubén Azorín

portada-luna_apogeoLuna: apogeo es una novela compleja y ambiciosa. Es compleja por la multitud de personajes y tramas; y ambiciosa, porque la historia que cuenta es ni más ni menos que el destino de la humanidad en un futuro próximo.

Creo que Rubén Azorín es un autor valiente. Esta es su primera novela y es un proyecto complicado. A lo largo de sus páginas vemos cómo hay un trabajo meticuloso para conseguir que las piezas encajen y que la verosimilitud se mantenga. Ahí vemos cómo los distintos personajes e historias van convergiendo y cómo se resuelve, a base de elipsis, el amplio espacio de tiempo que recorre la novela (35 años).

Lo más complicado es el novum de la narración (que no revelaré, pues ya sabéis que soy gran enemiga de los “spoilers”) y que no resulta fácil de digerir incluso para una lectora habitual de ciencia ficción, como es mi caso. Sin embargo, hay un trabajo minucioso a lo largo de toda la novela para que nos lo creamos (datos, referencias externas, explicaciones científicas y técnicas, etc.) que hará que al final nos sintamos como un personaje más: a ellos también les cuesta creerlo al principio; después, las evidencias son tan visibles que se darán cuenta de que es algo real. Para nosotros, como lectores, también se convierte en algo real y posible.

Una vez explicado esto, aunque sea de forma un poco enigmática, paso a comentar algunos aspectos que me han gustado bastante.

Para empezar, hay una dimensión ecológica que resulta muy interesante pues no se trata de la típica ciencia ficción ecológica que suele centrarse en el medioambiente de un planeta. Aquí estamos hablando del espacio y de cómo la actividad de los humanos en el mismo puede tener consecuencias irreversibles.

Otro aspecto que enriquece mucho la trama son los múltiples papeles que juega la Luna. Ésta es la gran protagonista de la novela. Si fuera un personaje humano, diríamos que es cualquier cosa menos un personaje plano. Hay una dimensión romántica y poética de la Luna que se refleja sobre todo en la historia de amor que viven dos personajes; también hay una dimensión científica que se enfoca en darle a la historia la credibilidad que el lector espera; y, finalmente, para hacerlo aún más intrigante, el autor juega con algunos mitos y hechos “conspiranoicos” que han acompañado siempre a la llegada del hombre a la Luna. ¿De verdad llegaron? ¿El vídeo del Apolo 11 fue real o fue un montaje? ¿Alguna misión descubrió algo que nunca ha sido revelado al público?

Este juego de mezclar lo real con el imaginario colectivo (que me recuerda un poco a cómo funcionaban muchas tramas de la serie Expediente X) hace que la historia nos arranque de vez en cuando una de esas medias sonrisas de complicidad. Pausamos la lectura; pensamos: “oh, está hablando de esto o esto otro”; y luego no podemos dejar de seguir leyendo.

Luna: apogeo también engancha porque la información está dosificada de manera muy inteligente. A veces nos sentimos tan ciegos como algunos personajes, o tan escépticos como ellos o, por el contrario, tan convencidos como ellos de lo que está ocurriendo.

Algunas ubicaciones son muy llamativas y, al leer, uno no deja de preguntarse cómo se verían en el cine. Se trata de Ciudad Amurallada y del complejo ARCA en la Antártida. Espacios, que tienen tanto peso como algunos personajes y cuyo futuro es igual de incierto.

En resumen, Luna: apogeo es una novela llena de matices y con una historia sorprendente. No olvidemos que es parte de una saga pues, además, deja el final totalmente abierto. Es un buen final, pero muy abierto (lo expreso como un “pero” porque no es algo que me entusiasme en general). Lo que es claro es que la historia promete mucho para la segunda parte y dado lo que plantea, da la sensación de que esa segunda parte va a ser muy diferente en contenidos a esta primera.

Si mantiene la misma calidad, será muy interesante de leer.

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *