Los Ojos del Alma, de Jordi Sierra i Fabra

portada-los_ojos_del_almaEste libro llegó a mis manos por casualidad y lo empecé con ganas porque el nombre de su autor se había quedado en mi cabeza desde hacía varios años. Fue cuando una alumna mía, a través de un cuestionario que incluía una pregunta sobre hábitos de lectura, escribió que sus libros favoritos eran todas las novelas de Jordi Sierra i Fabra. Me dejó, por tanto, la idea de que se trataba de un autor de literatura juvenil, algo que se confirma fácilmente, a poco que uno busque algo de información sobre él.

Tras leer esta  novela, sin embargo, me pregunto: ¿qué es una novela juvenil?

Para responder a esta pregunta, me surgen otras dos: ¿es aquella que se dirige a y por tanto solamente interesa a un público joven (entre el cual es evidente que no me encuentro)? ¿O es aquella cuyos protagonistas son jóvenes y las historias que les suceden no serían verosímiles en personajes adultos?

Con Los Ojos del Alma en la mano, ambas respuestas son “no” y “no”. Para empezar, la historia que narra puede ser interesante para cualquier lector: una persona con recientes problemas de visión, recibe un diagnóstico fatal. Se trata de una enfermedad degenerativa, sin posibilidad de cura, que puede llevarla hasta una ceguera completa. Bien es cierto, que al suceder esto en una joven de 17 años con una prometedora carrera deportiva y toda una vida por delante, cobra un tinte quizá más dramático. Pero esto no hace sino aumentar el interés de la historia para cualquiera que se acerque a esta lectura (en lugar de limitarla a un público más joven).

Si la historia (que, por cierto, está inspirada en un caso real) nos despierta el interés, los personajes van a hacerlo aún más. Edurne Román, la protagonista, reacciona ante la noticia de forma muy negativa: rechazo, incapacidad para aceptarlo, encierro en sí misma… y a partir de ahí veremos cómo va evolucionando y cómo sus estudios y su actividad deportiva evolucionan a la par que lo hace ella. Es un personaje más valiente de lo que aparenta y que, aunque se siente sola, no lo está. Recibe el apoyo de personajes secundarios que son clave en el desarrollo de la historia: su familia, su mejor amiga, su novio… Todos y cada uno de ellos están retratados en función de su relación con Edurne, sin dejar de tener una personalidad y unos rasgos propios que los hacen interesantes por sí mismos. Por ejemplo, brillante es el retrato de las dos hermanas, una pequeña y una mayor, tan distintas y llenas de matices. Respecto a la enfermedad, cada personaje lleva la situación como puede o como quiere, aportando un excelente mosaico de personalidades.

Otra grandeza de esta novela, es cómo muestra el problema de las discapacidades físicas o psíquicas, un mundo al que la mayoría de nosotros no nos acercamos si no nos toca de cerca. Gracias a eso, nosotros aprendemos tanto como Edurne y eso le da un valor añadido a su lectura.

Una vez presentadas estas impresiones, me quedaría plantear si Los Ojos del Alma es una novela juvenil. Por mi parte diría que aunque lleve esa etiqueta en la portada (y yo misma la etiquete de esa forma en el blog) ante todo es una gran novela. Los personajes merecen la pena y la historia de superación personal que cuenta no te deja indiferente. Te enriquece en cuanto a lo que sabes y en cuanto a lo que sientes. Y eso no tiene nada que ver con la edad.

Si queréis acercaros a este autor (cuya lista de títulos es tan numerosa que da vértigo) os recomiendo, sin duda, que empecéis por aquí.

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

4 Comentarios

  1. También fue un autor que marcó mi infancia-adolescencia. Y si quieres una trilogía de ciencia ficción realmente buena entonces leed en lugar llamado Tierra y los dos libros que le siguen. Aunque el primero es con diferencia el mejor de los tres.

    • Gracias por la recomendación. Ignoraba por completo que Jordi Sierra i Fabra hubiera escrito una trilogía de ciencia ficción, lo cual no hace sino aumentar mi admiración por su trabajo. Tomo nota para futuras lecturas.

    • Sí, es un gran libro y me alegro de que hayas querido recomendarlo también. ¡Gracias por tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *