Los Crímenes de un Escritor Imperfecto, de Mikkel Birkegaard

portada-los_crimenes_de_un_escritor_imperfectoBienaventurados aquellos escritores que saben enganchar al lector desde la primera frase: “Hasta la fecha nunca he matado a nadie más que sobre el papel”. ¿No merece un diez? Luego descubro que el protagonista es un escritor de thrillers, Frank Fons, que tiene un imitador (algo que he visto en dos episodios distintos de “Castle”). También he visto en la serie “Mentes criminales” algo muy similar al primer crimen que se narra.

Aun decepcionada por la poca originalidad, decido darle un voto de confianza y seguir adelante. Esta vez es la voz de Fons lo que me atrapa. Descubro su relación con la literatura, su propia vida entremezclada con sus novelas, sus decisiones sorprendentes… Nunca puedo decidir si me cae bien o mal, lo que le hace mucho más interesante.

A lo largo de sus páginas voy disfrutando de la historia, pero eso no me impide reflexionar sobre el producto ante el que me encuentro. Mikkel Birkegaard es danés, pero no le hagamos por ello la injusticia de meterle en ese globo de moda llamado “novela negra nórdica”. Él ha dado un paso más y ha llegado hasta la metaliteratura. Estamos ante un libro sobre libros y Birkegaard nos regala, como golosinas, otras historias dentro la historia. La trama crece y se complica, y confirmamos en cada página que no sólo se trata de atrapar a un asesino, sino de la vida de un escritor.

El principio de una novela es importante, sí, pero no lo es menos el final. Aquí he encontrado un grand finale con todas las letras.

Mereció la pena seguir leyendo.

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

2 Comentarios

  1. Me ha enganchado desde el título.

    En la sinópsis ya me había prevenido de la “teórica” falta de originalidad, pero quise darle una oportunidad. ¿Acaso no preguntan a todos los que escriben sobre crímenes si no temen que alguien los reproduzca? Así que me lancé a la aventura y puedo decir sin miedo, que es uno de los mejores libros que he leído en mi vida.
    Acabar un capítulo es una provocación para empezar el siguiente antes de pestañear.
    Y ese final… Esa intensidad… No encuentro las palabras para definirlo.

    Buen post 🙂

    Un saludo

    • Me alegro de que te haya gustado. Creo que es un libro que ha pasado desapercibido tal vez porque muchas veces el género, la procedencia y, por supuesto, las posibilidades de promoción son factores de mucho peso. A mí me sorprendió muchísimo y por eso lo reivindico en mi blog. ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *