Lo que sueñan los insectos, de Javier Quevedo Puchal

portada-lo_que_suenan_los_insectosLo que sueñan los insectos es un thriller sobrenatural. Es un género de sobra conocido y explotado, así que no es que Javier Quevedo Puchal haya descubierto algo nuevo. Sin embargo, ¿es capaz este autor de aportar novedades que sorprendan al lector? La respuesta es sí.

Para empezar, en muchas historias de este tipo, lo sobrenatural se manifiesta poco a poco, es parte del misterio que hay que desvelar y ayuda a sostener el suspense. En el caso de Lo que sueñan los insectos, la narración empieza así: “La primera vez que Milena se enfrentó a los demonios acababa de cumplir trece años”. Con esta sentencia el pacto de ficción está hecho desde la primera línea. El lector sabe que en esta novela puede pasar cualquier cosa.

A partir de ahí, el suspense se va construyendo desde los personajes. Una mujer, Milena, que tiene un poder que la hace especial; su marido, que vive por y para ella, puesto que ese poder extrasensorial es lo que les sirve a ambos como medio de vida; una familia perteneciente a la élite social, de cuyos miembros el lector siempre tiene la sensación de que esconden algo; una mujer desparecida en extrañas circunstancias (siempre me interesa el hecho de que un personaje ausente tenga tanta importancia como uno presente en la trama); y finalmente, algunos personajes secundarios en entornos que resultan inquietantes como el centro psiquiátrico del que no revelaré nada.

Con ese telón de fondo, la novela deriva hacia una trama de investigación donde los dos protagonistas van a indagar en el caso de una mujer desaparecida. Es aquí cuando Lo que sueñan los insectos se convierte en una novela policial de estructura clásica.

Sigue habiendo, no obstante, otros rasgos que sorprenden al lector. Es como si el autor siempre estuviera jugando con los clásicos y diciéndonos: “sé que esto ya lo has visto; pero toma: aquí tienes algo más”.

Lo que, en mi opinión, hace más interesante a esta novela es el narrador y su punto de vista. El marido de Milena cuenta la historia, aunque ella sea la gran protagonista. Es ella quien tiene poderes paranormales, es ella quien era amiga de la mujer desaparecida, es ella quien tiene la capacidad de poder descubrir algo. El narrador guarda cierta distancia, moviéndose entre el amor, la admiración y el respeto. Y, en un momento dado, se ve implicado en la trama más de lo que esperaba. Cómo no pensar en las novelas de Conan Doyle, donde el genial Dr. Watson es quien nos acerca al personaje inolvidable de Sherlock Holmes. Es la primera vez que veo una réplica tan fiel de dicha fórmula y el resultado es excelente.

El terror es otro rasgo importante en la historia. Lo que veo aquí es la gran habilidad del autor para mostrarnos algunas imágenes de pesadilla. Las visiones y todo lo que las rodea nos ponen la carne de gallina porque vemos, oímos, olemos y sentimos en nuestra piel lo que está ocurriendo. Y, aunque sabemos que para la protagonista esto es algo cotidiano, para el lector no lo será y tendremos miedo. Mucho miedo.

Hay también una gran pregunta que redondea por completo la novela: ¿quién nos da mas  miedo: las criaturas del más allá o los vivos? Porque como todos sabemos, los monstruos caminan entre nosotros. ¿Hasta dónde puede llegar la crueldad, el odio o el deseo de venganza en un ser humano? Cuando este tema se trae a la literatura nos encontramos una historia verdaderamente humana, al margen de lo fantástico.

Otros aspectos como la trama detectivesca, el suspense, las distintas revelaciones y la evolución de los protagonistas están muy bien llevados. Eso hace que a la novela no le falle ninguna base y sea en su conjunto un gran texto.

Yo ya tenía a Javier Quevedo Puchal por un gran autor de relatos. Ahora sé que también es un gran novelista.

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *