La niña que se tragó una nube tan grande como la Torre Eiffel, de Romain Puértolas

portada-la_nina_queEsta novela, cuyo título ya encierra algunas claves que vamos a encontrar en sus páginas, combina una historia dura y triste con una forma de narrar que se acerca al cuento maravilloso aderezado con agudos toques de humor.

Cuenta la aventura de una mujer francesa que en Marruecos conoce a una niña huérfana y enferma, que ha vivido toda su vida en la habitación de un hospital. Entre ellas surge un amor inmediato tan intenso que la mujer decide adoptar a la niña. La novela narra el viaje de esta mujer para reunirse con ella y llevarla a Francia, donde además hay una posibilidad de que puedan curarla. Como vemos, el argumento podría haber dado para un drama, sin embargo, el autor ha sabido sacar de una realidad terrible, una sucesión de hechos sorprendentes que nos trasladarán a un mundo de fantasía.

El carácter de este libro (lo positivo, el lado bueno de las cosas…) está muy vinculado al del propio autor, que puedes conocer mejor si lees este artículo, escrito tras haber asistido a un encuentro entre escritor e internautas en la sede de la editorial. También allí nos habló de la facilidad y rapidez con las que escribe, algo que se nota bastante en el estilo. No puedo evitar ser crítica en este aspecto, que tiene su lado positivo y su lado negativo. Por una parte, es una escritura fresca, dinámica, apta para ser leída por lectores exigentes pero también por aquellos que buscan libros fáciles y ligeros. Por otra parte, echo de menos la minuciosidad y precisión que encuentro en otros textos más trabajados de autores que le dan tanta importancia al contenido como al estilo literario.

Haciendo honor a la filosofía de Romain Puértolas, nos quedaremos con el lado bueno. De sus técnicas narrativas destaco esas conversaciones entre uno de los personajes y su peluquero, porque a través de ellas el lector se mete dentro de la historia, se siente intrigado y quiere saber más de lo que dicho personaje tiene que contar. Aquí se trabaja muy bien el suspense y algunos diálogos son brillantes.

Por otra parte, al ser un libro que apela a los sentimientos, os conmoverá a la par que os sacará más de una sonrisa, y a los más sensibles, tal vez alguna lagrimilla. Hay mucho amor en este libro, empezando por ese enamoramiento sin condiciones entre una mujer y una niña que desean convertirse en madre e hija. También hay valor, determinación, afán de superación y todo ello bañado por la esperanza y la sensación de que cualquier problema puede solucionarse. Pero no os confiéis: la vida no es rosa ni es negra, y ambos colores se combinan muy bien en este libro desde el principio hasta el fin, ya que está lleno de sorpresas.

Dadas las fechas en las que estamos, me parece una buena elección para leer en la playa o junto al frescor de una piscina. Además, el precioso color de la portada invita a buscar un escenario con el que combine bien.

_____________

Gracias por leer hasta aquí. Si te ha gustado esta reseña, compártela y recomiéndala.

Si quieres recibir las novedades de Libros en vena, suscríbete a la lista de correo.

Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

Soy escritora de fantasía y ciencia ficción. Mi primera novela, El Templo de los Inocentes, está disponible en formato digital en Amazon. Creé este blog porque la lectura y la escritura se deben compartir. Bienvenido/a. Participa. Comparte. Sugiere. Disfruta.

2 Comentarios

  1. Me ha encantado tu reseña.
    Coincido en que se nota que en algunas cosas podría ser más minuciosa, pero esa frescura y agilidad queda muy bien en la historia que está contando, y para mí el balance fue muy positivo.
    Un beso!

    • Sí, eso es, Teresa. No es un libro perfecto, pero como dices en tu reseña, EMOCIONA. Así que, una cosa por otra: el balance es positivo. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *