Encuentro con Oriol Nolis

Hace poco publiqué la reseña de La extraña historia de Maurice Lyon, una de las novelas más sorprendentes que he leído en los últimos meses. Hoy os traigo un resumen de lo que deparó el encuentro entre el autor y varios “blogueros” que tuvo lugar el pasado día 15 de octubre.

encuentro-oriol_nolis_02Para quien no lo sepa (aunque tal vez la fotografía del autor ha sido suficiente para reconocerle) Oriol Nolis es un periodista muy conocido por haber presentado el Telediario de fin de semana en La 1 durante casi dos años. Esto puede marcar la lectura de su novela dada la avalancha de personajes mediáticos que últimamente están publicando libros y, con demasiada frecuencia, de dudosa calidad. Lo interesante, en este caso, es que Oriol Nolis es consciente de que esto puede generar rechazo entre ciertos lectores que buscan un mínimo nivel en lo que leen. Afirma que el hecho de ser conocido le abrió las puertas de la editorial, pero que siente un profundo respeto por la literatura, es un gran lector y en el pasado ha asistido a cursos de escritura creativa porque siempre le ha interesado este mundo. En resumen, quiso publicar el libro, no por moda o por ganas de dar otro salto mediático, sino porque confiaba plenamente en la calidad de la historia. Es curioso sentarse frente a un escritor que sienta el impulso de hacer este alegato y defenderse de ciertos prejuicios. Esto dice mucho de él.

Lo que también dice mucho de él es la propia novela, que habla por sí misma y muestra que estamos ante un escritor con talento. En eso estuvimos de acuerdo todos los lectores que charlamos con Oriol Nolis.

Entre los temas que le planteamos destacó la extraña personalidad del protagonista por lo que surgieron muchas preguntas sobre él. Con las respuestas del autor supimos que desde el principio tuvo claro el personaje y sólo algunos aspectos de la trama han ido cambiado con los sucesivos borradores del texto; también que no fue fácil tratar con una personalidad así por lo que necesitó distanciarse de él al escribir; y que el hecho de que no haya apenas descripciones físicas fue un recurso pensado para mantener el misterio sobre Maurice Lyon. También confirmó algo que yo aventuré en mi reseña y es que nunca, como autor, trata de juzgar al personaje, y que deja ese punto de vista exclusivamente para el lector.

Otro tema tratado fue la extensión del libro. Tiene 300 páginas y está impreso con una fuente muy grande (enorme comparada con lo que vemos desde que las editoriales empezaron a recortar ahorrando espacio en cada página). Algunos presentes le planteamos que nos gustó eso, ya que hay muchas novelas con vocación de best-seller que tienden a una longitud inmensa y que muchas veces uno siente que hay mucho relleno. Oriol piensa que su novela tiene la extensión que debe tener, cree que la historia no necesita más ni menos (en eso estoy de acuerdo) y que por otro lado, algunas veces le han planteado que se queda corta ya que algunos lectores se han quedado con ganas de más. Esto es muy motivador para él, ya que significa que la historia ha gustado. encuentro-oriol_nolis_01

La novela habla de muchas cosas pero cuando le preguntas a Oriol Nolis qué ha querido contar, se centra en una pregunta vital: ¿qué importa más: la acumulación de objetos a la que todos tendemos en esta sociedad o la acumulación de vivencias? ¿Qué importa más, por tanto, “tener” o “vivir”? Como veis, no estamos hablando de un tema trivial en absoluto.

También le preguntamos cuáles han sido algunas de sus fuentes de inspiración y mencionó American Psycho, de Bret Easton Ellis, novela que le marcó cuando era adolescente. También se refirió a El perfume, de Patrick Süskind; El silencio de los corderos, de Thomas Harris (vuelvo a ponerme una medalla por haber visto esto antes de que el autor nos lo contara); y fuera de la literatura habló de la serie House of cards.

Fue una charla muy agradable. Oriol Nolis se sintió a gusto porque en las entrevistas sufre mucho al tener que medir lo que dice para no desvelar aspectos de la trama. Sin embargo, con nosotros que ya la habíamos leído pudo hablar libremente y tratar otros temas. Para nosotros, fue un lujo estar con un autor consciente de quién es, y que siente un profundo respeto por los lectores. Citando sus palabras: “me siento responsable del tiempo que un lector dedica a mi libro”. Sabe que cualquier amante de la lectura tiene miles de opciones, y cuando alguien escoge un libro y no otro para leer, qué menos que ofrecerle una obra digna y de calidad.

Desde aquí sólo puedo decir que me alegro de haber dedicado parte de mi tiempo a La extraña historia de Maurice Lyon. Ha sido un tiempo muy bien empleado.

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *