Encuentro con Christian Gálvez

encuentr-christian_galvez1El pasado 6 de marzo, la editorial Alfaguara me invitó a un encuentro con Christian Gálvez, en el que habló de su serie de libros infantiles “El pequeño Leo Da Vinci”, escritos en colaboración Marina G. Torrús. Aunque ella es la encargada de dar forma a los textos finales, los personajes, las tramas e incluso las ideas para las ilustraciones (a cargo de Paul Urkijo Alijo) son creación del popular presentador.

Christian Gálvez siente fascinación por dos cosas: la Italia del Renacimiento y la enseñanza (no en vano, estudió Magisterio), y estos dos aspectos se conjugan a la perfección en El pequeño Leo Da Vinci. El autor expresó qué quiere conseguir a través de esta colección: que los niños (en este caso de 5 a 8 años) se aficionen a la lectura, que esa lectura les lleve a conocer la Historia y a sentirse amigos de unos personajes esenciales en la cultura occidental, y que además, hagan todo eso divirtiéndose.

Para poner en valor la colección de El pequeño Leo Da Vinci, nos presentó un decálogo a tener en cuenta para la literatura infantil. A los lectores les parecerá interesante, pero a los escritores que se pasen por este post, seguramente también les servirá de inspiración si es que tienen el valor de enfrentarse a este género tan difícil y a este público tan exigente.

1- La cultura y el entretenimiento deben ir siempre unidos, de forma que los pequeños lectores descubran el disfrute de aprender.
2- Es importante conocer el Renacimiento hoy, por lo que tiene de especial este momento de la cultura, aunque es algo que se puede extender a otros periodos igualmente ricos.
3- Jugar es metáfora de volar con la imaginación por lo que mostrar lugares y personajes distintos puede ser un juego para el lector. Además es bueno, como en este caso, que los libros infantiles incluyan juegos y actividades para que realicen los niños.
4- Viajar es la clave para aprender sobre Arte o Historia, por lo que si los personajes viajan dentro de los relatos, los niños lo hacen con ellos.
5- El espíritu aventurero y explorador de los lectores debe ser potenciado, a través del viaje, ya mencionado, y de otros elementos.
6- Las historias deben incluir valores importantes como por ejemplo, la amistad o la igualdad entre niños y niñas.
7- Hacer llegar a los pequeños lectores mensajes de superación y confianza en sí mismos, por eso utiliza la figura de Leonardo Da Vinci como referencia.
8- La risa es un vehículo esencial para hacer llegar al niño todos los mensajes y conocimientos que se incluyen en los libros.
9- Valorar el apoyo de la familia en todos los aspectos mencionados: jugar, reírse, superarse a uno mismo, etc.
10- Lograr que padres e hijos lean juntos, idea que cierra a la perfección este decálogo.

encuentro-christian_galvez2Llevando todo esto a la práctica, Christian Gálvez y Marina G. Torrús han publicado ya cuatro títulos en esta serie: “Las deportivas mágicas”, “¡Han robado el cuadro de Lisa!”, “Los piratas fantasma” y “El misterio de las máscaras venecianas”.

En breve, publicaré reseña sobre alguno de estos títulos, aunque seguro que con lo que te he contado, ya te están entrando ganas de que los pequeños lectores que tengas cerca los conozcan.

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *