El espejo del muerto, de Agatha Christie

el_espejo_del_muerto-portadaSi un lector cualquiera tuviese que hacer una lista de personajes memorables en la historia de la literatura, seguro que incluiría algún detective. Y, aunque hay mucha competencia en ese mundo, habría muchas posibilidades de que uno de ellos fuera Hércules Poirot.

A lo largo de 55 años de su carrera literaria, Agatha Christie incluyó al astuto belga (que no francés, como mucha gente piensa) en numerosas novelas y relatos. Como tantos otros detectives, tiene rasgos que le caracterizan y le hacen único. A saber: es paciente y observador; su mente se mantiene abierta a cualquier posibilidad; nunca saca conclusiones precipitadas sino que parece guardarse la información y, sin que el lector lo perciba, la mastica en su cabeza hasta el momento de desvelar las claves del misterio. Lo que más me gusta de él es que nunca parece sorprenderse por nada y en este sentido, creo que acusa una marcada flema británica que me recuerda al impasible Phileas Fogg, creado por Julio Verne.

“El espejo del muerto” es un relato incluido en la colección “Asesinato en Bardsley Mews”. En él, Poirot es invitado (o más bien exigida su presencia hasta el punto de indignarle) a la casa de un multimillonario. Nunca llegará a entrevistarse con él, ya que aparecerá muerto. Los primeros indicios son claros: se trata de un suicidio. ¿O no? La investigación se centrará en averiguar cuál puede ser el motivo del suicidio pero, ¿tal vez hay algo más?

El grueso del relato se centra en interrogar a todos los que están en la casa en el momento en el que se ha producido la  muerte. Su adaptación teatral sería sencilla, pues los escenarios serían muy limitados y ni siquiera tendríamos que ver en escena el lugar del “crimen”. Siendo consciente de eso, sorprende la destreza con la que se conducen los diálogos y así, con unos recursos mínimos, se construye toda la historia. Ésta incluye la evolución de una familia compleja, formada por miembros excéntricos con circunstancias personales únicas y muchos secretos. También, por supuesto, se reconstruye la historia del suicidio, o lo que sea que haya ocurrido en realidad…

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

2 Comentarios

  1. La construcción de las novelas de Christie no son complejas, pero los diálogos están muy cuidados, y la resolución del misterio suele sorprender.
    Este no lo conocía, pero me lo apunto.
    Gracias por participar en el homenaje 🙂
    ¡Un beso!

    • Un placer participar. Agatha engancha y no he podido evitar leer otro más. No he tenido tiempo de escribir la reseña, pero pronto estará publicada. ¡Espero más iniciativas como ésta! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *