El Color que Cayó del Cielo, de H. P. Lovecraft

portada-el_color_que_cayo_del_cieloHoy tengo el placer de escribir una breve reseña sobre un relato también breve de uno de los grandes maestros, considerado padre de la ciencia ficción.

“El color que cayó del cielo” comienza como un relato de viajes que en seguida se convierte en la pura descripción del mal. Veremos cómo se extiende silencioso afectando a las tierras y a sus habitantes. Veremos un paisaje idílico convertirse en un lugar maldito.

Ese paisaje es un protagonista más, dentro de un relato colectivo. El resto de los personajes tiene relación con el fenómeno en mayor o menor grado pero el juego de narradores y testigos que Lovecraft lleva a cabo nos hace llegar la historia de forma indirecta. Con ello consigue que la atmósfera de leyenda prevalezca sobre todo lo que ocurrió.

Nos plantea interrogantes: de dónde vino, por qué vino… y busca la respuesta tanto en la ciencia como en la superstición. El lector ve cosas, sospecha otras y puede dar mayor o menor credibilidad a los testigos. Cada cual llegará a sus propias conclusiones.

Pero una cosa es segura: quien lea este relato sentirá la soledad, la desolación, la nada… y será invadido por un escalofrío mientras intenta visualizar en su mente ese color imposible de describir.

               

Compártelo enTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn
Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *