Círculo 2.0

Círculo 2.0 es el título de uno de mis relatos breves de ciencia ficción publicados en la revista A sangre y letras. Acoso escolar, una chica guapa y un protagonista que descubrirá que las cosas no son lo que parecen. 

Después de varios meses sin actualizar este apartado de la web, me apetecía ofrecerte este texto aquí como inicio de tus lecturas veraniegas. ¡Disfruta del verano y de los libros que te esperan en vacaciones! 

CÍRCULO 2.0

La banda me rodea en el patio. El que lidera bota con fuerza un balón de aerogel que es ligero, pero puede hacer daño si se estrella en la cara de alguien. Normalmente, la mía. Estrada nos mira desde el ventanal de la sala de profesores. Cree que las láminas solares la ocultan pero sé que está ahí. Igual que estaba la semana pasada junto al colector de energía. Y la anterior, cuando escuché sus tacones antes de que me acorralaran en el punto ciego del pasillo, donde las cámaras de seguridad no graban.

Fue ella quien nos puso, en la clase de Historia, los vídeos de la Segunda Guerra Química y de los niños «cambiados». No se atreve a decir la palabra correcta.
─Muchos nacen así. Otros casos son diferentes ─afirmó─. Aquí no hay tantos como en Europa del Este pero cualquier día podéis encontraros con uno.
Me miró fijamente con lo que me pareció un gesto de apoyo, como si sólo ella hubiera percibido lo que nadie notaba. En un alarde de estupidez me puse en pie, dije delante de toda la clase que yo era uno de ellos, y saqué mi lengua bífida.

Una semana después, Noa empezó a ponerse guantes. Noa, con su melena rubia, tiene los pechos más grandes de la clase y las mejores marcas en Gimnasia. Noa puede hacer lo que quiera y todos la siguen. En poco tiempo, llevar guantes todo el día se puso de moda entre las chicas. Algunos chicos también los llevan. A mí la moda me da igual. Lo que necesito es una mordaza o un bozal que oculte lo necesario cuando hablo. Pero no importa. En realidad casi siempre tengo la boca cerrada porque estoy perdiendo el control sobre mi lengua.

El balón retumba. La banda sigue en silencio mientras alguien da un tirón a mi mochila. A lo mejor me rompen el portátil. O, quizás, hoy toca el tanque de residuos. Está aquí mismo, y ayer alardeaban de haber robado la llave.
Puede ser peor que cuando me empujaron hasta el vestuario de chicas y me tiraron encima el contenedor higiénico. Lo bueno de aquel día es que, al quedarme solo, apareció Noa quitándose los guantes. En cuanto me vio, se los puso a toda prisa pero yo ya había visto las escamas. Noa. Su pelo que huele a vainilla. Noa y sus manos de serpiente. Nos miramos un rato sin decir ni una palabra.

A mi espalda oigo silbidos. El balón deja de botar. Noa ha atravesado el círculo y se ha puesto a mi lado. Su pelo se bambolea y nos inunda con un olor azucarado. El aire está cargado de electricidad. Este año nos ha traído otra primavera sucia pero, al menos, más cálida que las anteriores. Es suficiente para que Noa lleve camiseta de tirantes, aun con las manos cubiertas.
Por primera vez, la banda desvía su atención de mí. El escote de Noa es irresistible.
─Hace calor ─dice con su voz de diva.
De reojo veo cómo se quita los guantes. Ninguno le mira las manos hasta que se rasca debajo el cuello.
Los ojos de los chicos se vuelven más brillantes pero pierden su toque de furia. Balbucean palabras que no entiendo. Con voz insegura alguien sugiere echar un partido. Rompen el círculo y se van hacia la cancha.
Me vuelvo y miro a Noa. Su pelo sigue meciéndose al viento y no deja de rascarse. Donde comienza su esternón hay una pequeña escama azul. Abro la boca, asombrado, y mi lengua bífida se desenrosca hasta dar un suave lametazo en ese puntito viscoso.
─No te pases ─dice.
Se marcha dejando atrás su olor a vainilla.
En la ventana, las láminas solares tiemblan cuando Estrada las cierra del todo.

FIN

_________________

Gracias por leer hasta aquí. Si te ha gustado este texto, compártelo y recomiéndalo. Para apoyar a un escritor no hay nada como el boca a boca  icon-smile-o .

Si quieres recibir las novedades de Libros en vena, suscríbete a la lista de correo.

 

 

Gema Moratalla García

Gema Moratalla García

Soy escritora de fantasía y ciencia ficción. Mi primera novela, El Templo de los Inocentes, está disponible en formato digital en Amazon. Creé este blog porque la lectura y la escritura se deben compartir. Bienvenido/a. Participa. Comparte. Sugiere. Disfruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.